Rincones de Perales

Rincones de Perales

Calles con encanto: Calle de la Nieve, Chapín, Cuatro Esquinas, Escalerillas…

Típicas calles añejas del antiguo núcleo de la primitiva población medieval.



Lágrimas de San Pedro

Desde la Calle del Castillo hasta la Carretera de Morata, pasando por la Calle de las Peñas, emerge en cascada una curiosa formación geológica. Su origen puede datar del Periodo Cuaternario (entre el Pleistoceno y el Holoceno).
 
Está formada por calizas tobáceas, originadas por sugerencias o cascadas de aguas subterráneas procedentes de las zonas profundas del páramo calizo, que al caer sobre una vegetación de musgos, líquenes, algas, caras, juncos…, depositaron el carbonato que llevaban disuelto, sobre ella.
 
Por eso, en esta enorme masa, se observan ahora abundantes cavidades irregulares, tubos de distintas forma y diámetro, con diferentes inclinaciones y variedad de direcciones. La evolución posterior del entorno, especialmente originada por la erosión, ha desmantelado la ladera lo que ha permitido la airosa y desafiante emergencia de estas singulares tobas urbanas, que junto con los sótanos, chimeneas, escaleras y otras construcciones, han hecho del Barrio del Castillo y la calle de las Peñas de unos de los más singulares y típicos del municipio.


Más lugares de interés